Saltar al contenido

Torsión Gástrica en perros Doberman

Doberman que parece que sufre torsión gástrica de perros

La torsión gástrica es una amenaza grave y potencialmente mortal que afecta a muchos perros, aunque cabe señalar que hay razas más predispuestas a sufrirla como los Doberman. Como dueños responsables, es esencial que conozcas los síntomas para poder detectar a tiempo si tu mascota está padeciendo esta condición, y qué tratamiento debería recibir en tal caso. Y es que la rápida intervención puede salvar la vida de tu perro. 

En PerroDoberman creemos que la salud de nuestros perros es lo primero y que prevenir vale por dos, así que en este post, te presentamos las dudas más frecuentes sobre la torsión gástrica en perros para que siempre tengas a mano todo lo que necesitas saber para proteger a tu fiel compañero de esta enfermedad, tanto si tienes un Doberman como cualquier otra raza.

¿Qué es una Torsión Gástrica?

La torsión gástrica, o dilatación vólvulo gástrico (DVG), es una emergencia médica en la que el estómago del perro se llena de gas y luego se retuerce sobre sí mismo. Esta torsión corta el flujo de sangre hacia el estómago y otros órganos vitales, lo que puede llevar a la necrosis del tejido y, si no se trata rápidamente, a la muerte

A diferencia de otro tipo de enfermedades, una torsión de estómago sucede y se desarrolla rápidamente, lo cual significa que puede ser fatal en cuestión de horas, por esta misma razón, es altamente recomendable reconocer los síntomas para actuar de inmediato.

Síntomas de la Torsión Gástrica en Perros

Identificar lo antes posible los síntomas de la torsión gástrica puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de tu perro. Cuando la torsión sucede, podrías apreciar algunos signos físicos como un abdomen distendido y duro, salivación excesiva e intentos fallidos de vomitar

  Cardiomiopatía Dilatada en perros Doberman

Además, también es posible que notaras cambios en el comportamiento de tu Doberman, como inquietud, letargo y dificultad para respirar. Estos síntomas son una señal clara de que tu perro necesita atención veterinaria ipso facta.

Causas de la Torsión de Estómago en Dobermans

1. Factores Genéticos y Anatómicos

Los Doberman son particularmente propensos a la torsión gástrica debido a su anatomía. Su pecho profundo y estrecho permite que el estómago se mueva más fácilmente dentro del abdomen, aumentando el riesgo de torsión.

2. Influencia de la Dieta y Estilo de Vida

Alimentar a tu Doberman con grandes volúmenes de comida de una sola vez o permitir que beba grandes cantidades de agua rápidamente puede aumentar las probabilidades de sufrir una torsión gástrica. Además, el ejercicio intenso inmediatamente antes o después de comer es un factor de riesgo importantísimo.

3. Otras causas

Otros factores que pueden aumentar el riesgo son la genética (antecedentes familiares de torsión gástrica) y el estrés. 

¿Qué Perros son más Propensos a Desarrollar esta Enfermedad?

Aunque cualquier perro puede desarrollar torsión gástrica, las razas grandes y de pecho profundo, como los Dobermans, el Gran Danés y el Pastor Alemán, son más susceptibles. Estas razas tienen una mayor predisposición debido a su anatomía y otros factores genéticos. 

Por eso, si eres propietario de algunas de estas razas, te pedimos que prestes especial atención a los síntomas y causas que hemos indicado, para tomar medidas preventivas que favorezcan el bienestar de tu mascota.

Diagnóstico: Procedimiento y Evaluación

Imagen orientativa de Rayos X de una torsión de estómago

Para diagnosticar la torsión gástrica en perros se combinan una revisión clínica con pruebas de diagnóstico (radiografías y ecografías). En primer lugar, si sospechas que tu perro tiene torsión gástrica, llévalo al veterinario de inmediato, valorarán sus síntomas y utilizarán las pruebas de imagen para confirmar que se trata de una dilatación de vólvulo gástrico, a partir de entonces, podrán determinar el mejor curso de acción.

  Hipotiroidismo en perros Doberman

Como cabe esperar, la detección temprana es esencial para  la supervivencia del perro y que el tratamiento resulte con éxito.

Tratamientos: ¿Cómo Puedo Curar a mi Doberman si Sufre Torsión Gástrica?

Intervenciones de Emergencia: La torsión gástrica es una dolencia que requiere tratamiento en el acto. Una vez en el veterinario, lo primero que se hace es una descompresión gástrica para liberar el gas atrapado y estabilizar al perro. Esto se suele hacer con una sonda gástrica o, en casos severos, mediante una punción con aguja.

Cirugía: En muchas ocasiones, es necesario operar al perro para corregir la torsión del estómago y asegurar que no vuelva a ocurrir. Durante la proedimiento, el veterinario descomprime el estómago, lo reposiciona y lo fija a la pared abdominal (gastropexia) para prevenir futuras torsiones.

Cuidados Postoperatorios y Seguimiento: Tras la cirugía, se hace un seguimiento intensivo de la recuperación para evitar complicaciones, proporcionando medicamentos y otros cuidados para controlar el dolor, y apoyo nutricional. Durante todo el postoperatorio, se monitorea el progreso hasta asegurarse de que el animal se recupera completamente.

Consecuencias: ¿Qué le Puede Pasar a mi Perro si no se Cura?

Ante un caso de torsión de estómago no hay mucho margen de tiempo para pensar qué hacer, ya que las consecuencias son devastadoras. La falta de tratamiento puede llevar a la necrosis del tejido del estómago, shock y, finalmente, a la muerte del perro. La intervención oportuna es fundamental para evitar estas complicaciones graves y salvar la vida de tu mascota.

¿Se Puede Prevenir?

Medidas Preventivas

Alimenta a tu perro con porciones de comidas más pequeñas y frecuentes en lugar de grandes volúmenes de una sola vez; dos veces al día es lo ideal. Evita que corra, salte o haga cualquier otro tipo de ejercicio intenso antes y después de las comidas y, por supuesto, crea un ambiente tranquilo cuando le des de comer.

  Síndrome de Wobbler en perros Doberman

Opciones de Cirugía Preventiva

La gastropexia preventiva es una opción para perros de alto riesgo, como los Dobermans. Este procedimiento quirúrgico, como mencionamos anteriormente, fija el estómago a la pared abdominal, reduciendo considerablemente el riesgo de torsión gástrica. De todas formas, nosotros no somos médicos, lo mejor es que consultes a tu veterinario para que determine si esta opción es adecuada para tu perro.

Conocer y tratar la torsión gástrica en perros Doberman es vital para su salud y bienestar. Te invitamos a seguir aprendiendo más y más sobre las enfermedades comunes del Doberman y otros aspectos importantes del cuidado de esta maravillosa raza en nuestro blog PerroDoberman. ¡A criar con salud a tu amada mascota!