Saltar al contenido

Conoce el ciclo completo de celo en los perros y en el Doberman

Doberman enamorada perros en celo

¿Los perros machos entran en celo, o sólo las hembras?🤔 En este artículo te hablaremos sobre los perros en celo y contestaremos a todas tus dudas, y aunque nos enfocamos principalmente en la raza Doberman, esta información te servirá para cualquier raza ya que también compartimos las características generales del ciclo estral completo.

Y ahora te preguntarás, ¿qué importa conocer o no las etapas y aspectos del celo de los perros? Pues, es importante ¡claro que sí! Seguramente, tu perro o perra algunas veces se comporta de forma extraña o está inquieto y no entiendes por qué, pues bien, si sabes identificar las señales del celo todo ese misterio desaparecerá. 

También es fundamental para los criadores dominar el tema, ya que de ello depende la cría de perros. Así que, sigue leyendo y ¡toma nota!

¿Qué es el celo en los perros?

Comúnmente, las personas identifican el celo de las perras cuando éstas comienzan a sangrar, aunque esto solamente es la parte inicial del proceso. 

El celo en perros hace referencia al periodo en el que las hembras son reproductivas (Estro), en esta fase de duración determinada se da la ovulación y cambios que afectan a nivel hormonal, físico y de comportamiento, además, la hembra está receptiva a la monta ya que supone el momento ideal para gestar (quedarse preñada).

El ciclo estral en las perras es monoéstrico no estacional, en otras palabras, no están condicionadas a cambios estacionales para entrar en celo sino que pueden hacerlo en cualquier instante; y monoéstrica, significa que sólo presenta un celo (estro) dentro de un ciclo estral. Es decir, que si no quedan gestantes en ese tiempo, no vuelven a repetir la fase de Estro como sí lo hacen sucesivamente las gatas hembras que son poliéstricas estacionales, por ejemplo.

Celos en los perros Doberman machos

Cuando hablamos de los perros en celo, es en general, porque en realidad el celo es algo exclusivo de las hembras, ya que se trata simplemente del ciclo reproductivo en la que la perra está más dispuesta a aparearse con los machos.

Dicho de otra manera, los perros Doberman machos no entran en celo, por lo que no es posible hablar de fases o frecuencia del mismo. No obstante, es cierto que se puede observar un aumento de los niveles de testosterona en épocas de celo en perras, aunque los machos pueden aparearse cuantas veces lo deseen a lo largo del año. 

Para que esto suceda deben alcanzar su madurez sexual, es decir, ser perros fértiles, lo cual sucede al cumplir 6 meses de edad.

Evidentemente, cuando las perras Doberman entran en celo, tienen un fuerte impacto en los machos. Esto se debe a que las hembras liberan una feromona que contiene el parabeno hidroxibenzoato de metilo, capaz de excitar sexualmente a los machos.

Por lo tanto, si tu Doberman macho no está castrado, y capta la feromona de una hembra en celo, enfocará toda su atención en ella. La mala noticia es que algunos Doberman machos en celo, pueden generar varios problemas de conducta.

Señales o comportamiento de un macho Dóberman para saber si está en celo

Como hemos dicho antes, un macho Doberman nunca está en celo, ya que el celo únicamente lo experimentan las hembras. Los machos son sexualmente activos en cualquier momento del año, y en particular cuando detectan las feromonas de una perra en celo.

Cuando esto sucede, se observan algunos cambios en su comportamiento que da lugar a pensar que están en celo, y estos cambios son:

  • Se vuelven más inquietos y excitados
  • A menudo dejan de comer
  • Lloriquean constantemente
  • Se obsesionan con marcar su territorio
  • Es probable que se vuelvan más agresivos, sobre todo con otros machos
  • Pasan mucho tiempo rastreando a la perra en celo
  ¿Por qué aúlla mi perro Doberman? Razones y curiosidades

¿Cómo calmar a un perro macho en celo?

La mejor forma de calmar a un macho Doberman en etapa de apareamiento, es alejarlo por completo de la hembra en celo cuando conviven juntos. Todos los perros tienen excelente olfato, por lo que tu perro olerá las feromonas de la perra y hará lo posible por ir a buscarla.

Es buena idea distraerlo con actividades físicas como un paseo por el parque, caminatas, u otras, para “quemar” su energía y que se mantenga lo más calmado posible, y si no es posible todo esto, mantenerlo dentro de tu hogar separados.

¿Cómo impedir el celo en los perros Doberman machos?

La mejor forma de evitar el “celo” en los perros machos es la castración. La castración es un procedimiento quirúrgico sencillo en el que al Doberman macho se le extirpan los testículos.

Para que quede claro, esto no hace que el perro sea “menos macho”, lo único que sucede es que reduce su deseo sexual y la necesidad de competir con otros machos, por lo que mejora su comportamiento notablemente.

Celos en la perra hembra Doberman

Las perras Doberman en celo experimentan cambios físicos y de comportamiento durante esta etapa. Comúnmente presentan un agrandamiento de la vulva, secreciones con sangre y mayor irritabilidad. Veamos paso a paso el ciclo estral y sus consecuencias.

¿A qué edad empieza y cuánto dura el celo de una perra?

El celo en las perras Doberman, y en general en cualquier raza de perros, inicia entre los 6 y 10 meses de edad. No siempre es así porque esto depende de cada ejemplar y el tamaño de la raza, cuanto más pequeña antes presenta su primer celo, pudiendo iniciarse alrededor de los 2 años de edad en razas gigantes.

Ahora bien, tras la primera vez que tu perra entra en celo volverá a experimentar los síntomas al menos dos veces al año, usualmente cada 6 meses. No obstante, en ocasiones pueden tener el celo solamente 1 vez o incluso hasta 4, de todas formas esto no es definitivo hasta que no repite varias veces el ciclo y establece un patrón regular. 

En cuanto a la duración del celo en las Doberman, normalmente es de unas 3-4 semanas. Este periodo corresponde a las 2 fases del ciclo reproductivo o celo: el Proestro y el Estro; que ahora veremos qué sucede en ambas.

Ciclo del celo en las perras

El ciclo reproductivo en las perras consta de cuatro etapas:

  1. Proestro. Sucede en los primeros 7 a 10 días, e indica que la perra está preparada para entrar en celo, pero no es fértil, y por lo tanto, no querrá aparearse y no dudará en dejárselo claro a cualquier macho que se acerque. Aquí es donde aparece el sangrado de las perras. 
  2. Estro. Es la etapa del celo más notable. Dura entre 5 a 10 días, y es cuando la perra está totalmente dispuesta a aparearse y es capaz de concebir. Aumentará la frecuencia de sus micciones y se fijará más en los machos.
  3. Diestro. Si llegados a esta etapa no ha habido gestación, la perra no estará receptiva a la monta y su cuerpo volverá a la normalidad. Además, en este periodo es cuando pueden aparecer los embarazos psicológicos. Su duración es de 2 meses aproximadamente.
  4. Anestro. Es la etapa final del ciclo reproductivo en los Doberman y demás razas, cuando la perra permanece en calma hasta que comience el próximo ciclo. También es conocido como el “descanso del celo” y dura entre 2 y 3 meses.
  Las 15 Razas de Perros Grandes y Bonitos
perras en celo
Hembra Doberman en la fase Estro del celo

¿Cómo saber si mi perra está en celo? Señales

Para los criadores, por ejemplo, es crucial estar al tanto de los signos de celo en la perra, ya que necesitan conocer el ciclo reproductivo, así como la fecha de apareamiento. Si no es tu caso, igualmente es bueno llevar un control del celo en tus perros para entenderlos mejor y actuar en consecuencia.

Estás son los principales síntomas de que tu perra Doberman se encuentra en celo:

Vulva inflamada

La hinchazón de la región vulvar es la primera señal de que una perra está en celo. Es fácil de identificar, ya que se encuentra directamente debajo del ano, e incluye la entrada vaginal.

La vulva se agrandará y posiblemente se pondrá roja, lo cual sucede justo al ingresar al ciclo de celo, en el Proestro.

Sangrado y flujo vaginal

La secreción de sangre en la vulva es también un indicador del celo en los Doberman. Dicho sangrado puede disminuir una vez que la perra haya comenzado la fase del Estro.

Asimismo, presta atención a la secreción ya que cambiará gradualmente de color rojo a color amarillento. Cuando esto sucede, es una señal de que perra está lista para el apareamiento.

La perra se lame constantemente

Si notas que tu Doberman se lame la vulva o el vientre constantemente, es un claro indicio del celo en los perros. Esto lo hacen para tratar de limpiarse la secreción, aunque en comparación con otras razas, los Doberman lo hacen con más frecuencia.

No todas las hembras tienen este comportamiento pero si tu perra lo hace, y tiene secreciones con sangre, te ayudará a determinar en qué punto del celo está o si ya pasó.

Cambios de humor

Durante el tiempo que dura el celo, tu perra será más juguetona y mimosa con la familia aunque es posible que en ocasiones se sienta algo irritable y se muestre esquiva. De igual modo al principio, en el Proestro, puede ser más agresiva con perros machos y totalmente receptiva una vez en la fase del Estro.

Fijación por los perros machos

Como acabamos de decir, aunque inicialmente su carácter sea más agresivo y arisco, cuando comienza la etapa reproductiva o Estro sentirá la necesidad de procrearse, y por tanto, verás que quiere acercarse y llamar la atención de los machos que se encuentre. Así que ten en cuenta esto cuando saques a pasear a tu Doberman para que no tire de la correa o salga corriendo.

¿Cómo tratar a una perra Dóberman en celo?

Lo principal que debes tener en cuenta, es que durante todo el celo tu perra experimentará una serie de cambios hormonales que afectará a su forma de comportarse habitualmente, por ello, lo mejor es saber cómo actuar ante tal actitud:

  • La forma correcta de lidiar con el celo en los Doberman es comenzar por aceptar y comprender sus cambios de comportamiento
  • Algunos días será más cariñosa, y otros estará más distante e irritable, respeta sus sentimientos
  • Evita dejarla sola en el patio, ya que si bien en la primera etapa no buscará aparearse, los machos si lo intentarán. En la fase del Estro sí deberás extremar las precauciones
  • Ten lista muchas toallas y un kit de limpieza para las secreciones y manchas de sangre. También venden una especie de pañales para perras que puedes usar eventualmente
  • Asegúrate de proporcionarle a tu perra una dosis constante de ejercicio, preferiblemente en tu patio trasero donde manejes el control
  • No olvides llevarla al veterinario para un chequeo preventivo o si notas indicios anormales, y garantizar que no tenga algún problema de salud
  Guía para elegir a tu cachorro Doberman perfecto 

¿Qué tener en cuenta cuando las perras Doberman están en celo?

Como habrás podido observar, durante el ciclo reproductivo o celo tu perrita se verá en una montaña rusa en cuanto a cambios en el organismo y emocionales. Por lo tanto, en este periodo lo principal es estar bien documentados al respecto, armarse de paciencia y mostrar cariño y respeto por nuestra compañera.

De este modo, comprenderás sus cambios de humor, además, es fundamental que conozcas las señales del celo para estar preparado y evitar situaciones indeseadas como que tu perra se escape o que un macho la enganche y la deje preñada.

¿Cuándo tienen un embarazo psicológico las perras hembras Doberman?

El falso embarazo en perros sucede cuando la hembra de Doberman exhibe un comportamiento maternal, y los síntomas típicos de preñez después del celo. Es común que las perras muestren un agrandamiento de las glándulas mamarias, letargo, retención de líquidos, y vómitos recurrentes.

Incluso, su actitud será la de una madre gestante que quiere que la dejen descansar tranquila, por lo que puede mostrarse más tímida o agresiva. Estos signos se manifiestan al finalizar el Estro, en la fase del Diestro, y normalmente disminuyen poco a poco y desaparecen solos, no obstante, algunos casos necesitan asistencia veterinaria para ayudar a cortar el embarazo psicológico.

¿Los perros siguen teniendo el celo estando esterilizados?

Tras castrar a un perro macho se suprime su capacidad reproductiva, se vuelve estéril, y aunque su actividad sexual sigue intacta, éste no siente deseo por ello. 

En cuanto a las hembras esterilizadas, tanto el celo como la posibilidad de gestar se eliminan completamente y no emitirán ningún tipo de señal llamativa para los machos. 

Insistimos en decir que esterilizar o castrar a un perro no conlleva a ningún déficit en su capacidad psicológica o física, ni disminuye su virilidad (esto es sólo una proyección del hombre).

¿Las perras tienen la menopausia?

No, ya que tampoco tienen la menstruación o regla como las personas. Hay una diferencia en ambos procesos, las mujeres sangran mensualmente cuando están eliminando el óvulo no fecundado, de ahí viene la palabra mens-truación (propio de cada mes o ciclo lunar).

Sin embargo, las perras sangran previamente a la ovulación debido a un aumento del riego sanguíneo, y lo hacen sólo cuando tienen el celo. Por tanto, las perras ni tienen la menstruación ni la menopausia.

Dicho esto, el celo en los perros se presenta durante toda la vida naturalmente, lo que quiere decir que son fértiles y pueden quedarse embarazadas durante el apareamiento por muy anciana que sea tu Doberman, lo cual sería peligroso para su salud. La mejor solución para esto es la castración, que también evita el desarrollo de cáncer mamario y los embarazos psicológicos.

Y hasta aquí toda la información acerca del celo en los perros, esperamos gratamente que haya sido útil. Si tienes una hembra y te surge alguna duda sobre el tema, vuelve siempre que quieras a este post y léelo de nuevo. ¡Te estaremos esperando!