Saltar al contenido

Síndrome de Wobbler en perros Doberman

síndrome de wobble o de tambaleo en perros Doberman

Nuestros Dobermans, esos leales y equilibrados compañeros, se merecen nuestro constante amor y cariño sin olvidarnos de atender su salud y necesidades. En este aspecto, el Síndrome de Wobbler ha captado la atención de muchos propietarios de esta raza.

Pero, ¿de qué trata realmente este síndrome y cómo afecta a nuestro querido Doberman? Acompáñame por esta guía de preguntas frecuentes para entenderlo mejor.

Espondilomielopatía cervical ¿Qué es?

La espondilomielopatía cervical es un término técnico que refiere a una enfermedad que afecta la columna cervical (zona del cuello) de los perros, conocida también como Síndrome de Wobbler. 

Esta afección provoca una compresión de la médula espinal en esta área, lo que puede causar síntomas neurológicos diversos. La enfermedad es progresiva y puede afectar la calidad de vida del canino si no se trata adecuadamente y lo antes posible.

¿Qué es el Síndrome de Wobbler?

El Síndrome de Wobbler, coloquialmente conocido como síndrome del tambaleo, es el nombre comúnmente utilizado para referirse a la espondilomielopatía cervical que acabamos de explicar.   

El nombre “Wobbler” se debe a la característica forma de caminar o “tambalearse” que muestran los perros afectados. Esta alteración en su andar es producto de la compresión de la médula espinal en la región del cuello o cervical.

Origen del Síndrome de Wobbler en perros o Síndrome del Tambaleo

La causa exacta del Síndrome de Wobbler aún no se conoce con certeza, pero se cree que es el resultado de una combinación de factores. Entre ellos, se incluyen:

  • Genética: Algunas razas, como por ejemplo el Doberman, tienen una predisposición genética a desarrollar esta afección.
  • Nutrición: Un crecimiento demasiado rápido en cachorros, a menudo debido a una alimentación inapropiada, puede ser un factor contribuyente.
  • Factores mecánicos: Traumatismos o lesiones en la zona cervical pueden precipitar o empeorar el cuadro.
  Displasia de Cadera en perros Doberman

Si bien estos son algunos de los posibles desencadenantes o factores de riesgo, es vital acudir a un especialista para obtener un diagnóstico certero y un entendimiento más profundo del caso particular de cada perro.

¿Qué Razas de Perros son más propensos al Síndrome del Tambaleo?

El Síndrome de Wobbler no es exclusivo de los Dobermans, aunque estos majestuosos canes sí tienen una predisposición particular a esta afección. Existen otras razas que, debido a factores genéticos y características físicas, también muestran una tendencia a desarrollar este síndrome. 

Por tanto, entre las razas más propensas, además del Doberman, encontramos:

  • Gran Danés: Estos gigantes gentiles, debido a su rápido crecimiento y gran tamaño, son más susceptibles al síndrome del tambaleo.
  • Mastín: Otro canino de gran tamaño que puede verse afectado del mismo modo.
  • San Bernardo: Al igual que otras razas grandes, el San Bernardo puede desarrollar este problema.
  • Setter Irlandés: A pesar de no ser tan grande como las razas previamente mencionadas, los Setters Irlandeses también han mostrado predisposición.
  • Rottweiler: Esta robusta raza también se encuentra en la lista de canes propensos al síndrome.

No obstante, es importante señalar que cualquier perro, sin importar su raza, puede desarrollar esta enfermedad si se dan las condiciones adecuadas.

Síntomas del Síndrome del Tambaleo en el Doberman

Existen síntomas más evidentes que distinguen al Wobbler, aunque existen otros signos que todo dueño de un Doberman debe conocer para identificar el Síndrome a tiempo. Estas señales son:

  1. Marcha anormal: Es el indicio más común y notorio. El perro parece inestable, especialmente en sus patas traseras.
  2. Dolor en el cuello: El Doberman, como cualquier otro perro, puede mostrar resistencia al mover el cuello o reaccionar con dolor cuando le tocan esa zona.
  3. Debilidad: Es posible notar una debilidad general, especialmente en las patas traseras.
  4. Dificultad para levantarse: Después de un periodo de descanso, un Doberman con Síndrome de Wobbler probablemente tendrá problemas para ponerse de pie.
  5. Parálisis: En casos avanzados, el perro puede llegar a mostrar parálisis parcial o total en las patas traseras.
  Von Willebrand en perros Doberman

Conocer estos síntomas es esencial para actuar a tiempo y brindar a tu Doberman el cuidado y tratamiento apropiado.

Diagnóstico de Wobbler en perros Doberman

Si sospechas que tu Doberman podría estar sufriendo del Síndrome de Wobbler, el primer paso es llevarlo a un veterinario especializado. El diagnóstico se basa en una combinación de exámenes clínicos y pruebas de imagen.

Los signos clínicos suelen dar una primera pista, pero las radiografías, la resonancia magnética (RM) o la tomografía computarizada (TC) son imprescindibles para confirmar el diagnóstico. Estas pruebas de imagen permiten visualizar la columna vertebral del perro, detectando cualquier anomalía o compresión en la médula espinal.

Tratamiento del Síndrome de Wobbler en perros Doberman

Una vez diagnosticado, el tratamiento para tu perro Doberman varía según la gravedad del síndrome y sus necesidades individuales:

Tratamiento conservador

Se administran medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y reposo. Este enfoque es más adecuado para casos leves.

Cirugía

En casos más graves donde la compresión es evidente, una intervención quirúrgica puede ser la mejor opción. El objetivo es descomprimir la médula espinal, aliviando así los síntomas.

Fisioterapia

Posterior al tratamiento, la fisioterapia es una gran ayuda para recuperar la movilidad y fortaleza en las extremidades.

Acupuntura

La acupuntura es una terapia natural y ancestral que ayuda a liberar cualquier bloqueo energético en los músculos, ideal para aliviar los síntomas y favorecer la recuperación del movimiento. 

Tanto la fisioterapia como la acupuntura, son técnicas que deberían complementarse independientemente del tratamiento que reciba el perro, siempre que el terapeuta lo considere oportuno.

El Síndrome de Wobbler en perros Doberman, ¿se puede prevenir?

La prevención completa del Síndrome de Wobbler es difícil, dado que su origen es multifactorial. Con todo, hay algunas medidas generales que puedes tomar para que tu Doberman tenga una vida saludable:

  • Dieta equilibrada: Como dijimos, es muy importante la alimentación del Doberman desde cachorro. Proporcionarle la comida adecuada ayudará a prevenir un crecimiento excesivamente rápido.
  • Evitar traumatismos: Trata de evitar situaciones que puedan causar lesiones en el cuello de tu perro, como juegos demasiado bruscos o tirones con la correa.
  • Control genético: Si planeas criar Dobermans, es vital conocer el historial genético para tratar de erradicar la propagación de esta predisposición. Y si vas a comprar un cachorro, igualmente investiga y asegúrate del historial clínico de su linaje.
  Hipotiroidismo en perros Doberman

Esperamos haberte ayudado con nuestra guía informativa del Síndrome de Wobbler. Sabemos que el cuidado y el amor hacia tu Doberman no tienen límites, por eso si deseas seguir aprendiendo y profundizar en temas de salud y bienestar de tu mascota, te invitamos a continuar explorando nuestro web PerroDoberman donde hablamos de todas las enfermedades del Doberman

Aquí, nuestra pasión y compromiso es compartir contigo información valiosa que te ayude en el día a día con tu fiel compañero🐾.